miércoles, 15 de diciembre de 2010

Un día en el mundo

Tengo un amigo que cree en La Bruja Lola, y en los horóscopos, y en todas esas cosas. Cuando llega a clase siempre aparece con un 20 minutos bajo el brazo, se sienta encima de la mesa, abre el periódico y nos lee el horóscopo a cada uno de nosotros. A veces, se toma la molestia y también lo interpreta a su antojo. No deja de ser divertido, nos echamos unas risas y liberamos la tensión acumulada por no dormir, tener los exámenes ahí y tener que entregar mil trabajos.

Y, por coincidencias de la vida, esta semana estuve hablando de Vetusta Morla con una amiga, me preguntó cuándo los habíamos (o nos los habían) descubierto.
"A principios de verano, ¿no?"
"A principios de febrero".
"¿¡¿Qué dices?!?"
"Que si, que si, fue en aquel concierto al que fuimos que, mientras estábamos haciendo tiempo, Sampe y Arek se pusieron a cantar Copenhague".
"Meeeeeca, es verdad".

Y ayer, Mikel de El Sonido de lo Inevitable subió un adelanto del que será el próximo disco de los madrileños y yo, que pensaba traeros hoy la "Lista de los Mejores Descubrimientos de 2010", porque llevo tres semanas con ella en la cabeza y ya estoy aburrida, cambié el chip y me vinieron a la mente tres cosas:
- mi colega el del horóscopo que me diría algo así como que es cosa del destino y bla bla bla.
- que se está acabando el año.
- que un 2010 sin Vetusta Morla en el blog no tiene sentido ninguno, ya que con ellos y con Russian Red empezó toda mi parafernalia indie.

Así que ese es el motivo por el que subo hoy a Vetusta Morla.

Vetusta Morla, un grupo odiado por muchos y querido por otros tantos, un grupo que salió de Tres Cantos, en Madrid, y que llevaba en la escena unos diez años antes de sacar su primer (y único hasta la fecha) LP, que es el que os traigo hoy y que resume toda su carrera hasta el momento.

El disco es de 2008, ya puedo ponerme las pilas, que tanto rock clásico a veces no es bueno.

Se nota que llevan tiempo en la música, el álbum lo componen doce canciones, de las cuales ocho son totalmente redondas, son brillantes, perfectas.
Os tengo que confesar que ya el año pasado había oído hablar de ellos, vinieron a Oviedo y tocaron gratis, hicieron lleno absoluto en la Plaza de la Catedral, pero de esto me enteré por colegas que prestan más atención a lo que suena ahora y no a lo que sonaba hace cincuenta años. Al próximo concierto se va, está claro.

El disco lo abre Autocrítica. Percusión lenta, a la que, poco a poco, se le añade un bajo y, más adelante, la guitarra. Autocrítica es una canción que, con lentitud, va ganando intensidad hasta que por fin estalla. Abren todos los conciertos con ella.
La segunda canción del disco es Sálvese quien pueda. Un montón de razones a favor de uno mismo, de la individualidad, de hacer lo que le venga en gana, cómo y cuándo le venga en gana y de llegar a donde uno se lo proponga, sin tener en cuenta la opinión del resto.
Le sigue Un día en el Mundo. Canción que da nombre al álbum y primer single. Es una de las canciones que más me gustan del disco, es optimismo puro y duro. La voz de Pucho (se sobreentiende que es el cantante, ¿no?) es impresionante, nítida y potente, porque si algo me pasaba a mi al principio con estos grupos es que no me calaban demasiado sus voces, pero con Vetusta Morla no fue así, los escuché una vez y me enamoré de ellos.
Uy, le toca el turno a Copenhague.

Llueve en el canal la corriente
enseña el camino hacia el mar
Todos duermen ya...
Dejarse llevar suena demasiado bien
Jugar al azar
Nunca saber donde puedes terminar o empezar.

Es la perla del disco. La primera canción que escuché de ellos y la que consiguió que me obsesionase con el grupo. Probablemente sea una de las cinco canciones más bonitas que escuché este año sin haber oído hablar antes del grupo.
Le sigue Valiente. Todavía sonó el sábado en La Radio, qué bar más pro, a ver si os lo subimos algún día. Valiente es una canción que tiene más ritmo que las anteriores, más batería. Pucho se luce, se luce en todas. Y como alguien dijo una vez que "en la variedad está el gusto", pues a la rápida le sigue la tranquilona.
La Marea es una canción de ritmo lento, con una letra preciosa y en la que Pucho se mueve dentro de su tesitura como le da la gana, qué voz más bonita tiene ese hombre y que dominio tiene.
Pequeño desastre animal. Otra de mis favoritas. 
La cuadratura del círculo. Es la canción mas intensa del álbum, menuda energía descargan estos chavales. La verdad es que al principio no me daba más, no le presté demasiada atención, pero este año ha sido el año de no prestarle atención a nada y luego darse cuenta del montón de errores musicales cometidos, más vale tarde que nunca, dicen. Guitarras que cortan y menuda batería, chavales.
Año Nuevo. Lo dicho, en la variedad está el gusto, y después de la más potente está la más tranquilona. Piano, voz y una letra magnífica. Hacia el final del tema se le suman el resto de instrumentos, que no son pocos (el grupo está formado por seis individuos).
Y es el turno de Rey Sol, que sinceramente, me flojea un poco, pero sólo un poco.
En Sharabbey Road nos toparemos con la canción más animada y divertida del disco. Por lo que pude cotillear en setlist.fm es con esta canción con la que dan fin a sus conciertos. Un buen final, sin duda.
Un día en el Mundo llega a su fin de la mano de Al Respirar. Otra de mis grandes errores musicales, en su día también pasó desapercibida y ahora emociona. 

Vetusta Morla es un grupo que está en un punto medio, demasiado mainstream para los puristas del género, demasiado gafapasta para los mainstream.
Ya me contareis que tal, os dejo con un video y el enlace a nuestro querido Spotify.



Había que terminar bien el año.

Gracias a Pau por pasarme la entrevista que les hicieron en Radio 3. 
Cómo lo parte Radio 3.




10 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustan. Los escuche por primera vez hace unos meses y me encantaron desde el principio. Este domingo los volví a recordar cuando iba camino de jugar un partido y mi entrenador puso el disco jaj. Mi otro entrenador pone cintas de Queen, éste de Vetusta Morla, me caen bien xD.


Buena entrada:)

P. dijo...

Me encantan, me encantan, ¡me encantan! Y el concierto del año pasado en Oviedo...¡fue una pasada! Madre mia, que bien me lo pase jaja Las mejores para mi Valiente, La Cuadratura del Círculo, Un día en el mundo, Al Respirar, Autocrítica y, cómo no, Copenhague (por destacar alguna vaya, me encantan todas jaja)
Me gusta la entrada (de hecho, no pude evitar firmarte, es mi primera vez! jaja) :)
Un beso!^^

Marina dijo...

*~ Anónimo: Me alegro de que gusten. Pero me dirás que Queen no lo parten... desde luego, te quejarás. Y el partido fue bien??

*~ P.: Que envidia haberlos visto en directo!!! Pero bueno, para la próxima ya se con quien ir (¿?) Gracias por comentar encanto ^-^

Fernander dijo...

También estuve en el concierto de Vetusta Morla el año pasado, y decir que fui en plan "a ver que tal".
¡Menudo descubrimiento!

Menos mal que accedí a ir a verlos, me gustaron mucho.
El disco es estupendo, mis favoritas son la cuadratura del círculo, autocrítica, Copenhague y Sálvese quien pueda. Pero por citar alguna jaja
Buen post.

eternaduda dijo...

Ay, me mencionan *o*
Por otra parte, no recuerdo ese día en concreto xDD ¿Qué concierto era?
En otro orden de cosas, un grupo cojonudo ^^
E ídem respecto al blog.
Un abrazoo

Marina dijo...

*~ eternaduda: 5 de febrero, a eso de las ocho y media, en La Calleja. Primer concierto de Get in Tribal =)
Ahora? ;)

Traba dijo...

Tremendisisisisisisisisisisísimo grupo. Nada más que decir.

Y por cierto, que hayas escrito esta entrada no implica que no puedas hacer la de "los mejores de 2010", que me molan ese tipo de listas xD

Marina dijo...

*~ Traba: Si hacerla la voy a hacer, lo que pasa es que la llevo retrasando un montón, a ver si os la puedo traer para la semana que viene jajajaja
Gracias por el comentario!

eternaduda dijo...

Vale, ahora sí que me acuerdo xDD

Porcelana dijo...

Vetusta Morla molan un kilo, y punto xD

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...