miércoles, 29 de diciembre de 2010

Nuria

Hola chavales!!!
Ya en la anterior actualización os avisé de que, esta semana, os traería una actualización muy especial:
Para empezar, la de hoy será la última actualización del año y eso siempre es especial.
Además, hoy voy a tener dos colaboradoras que me echarán una mano para hacer el mejor trabajo posible, porque la protagonista de la actualización de hoy se lo merece más que nadie.
Y por si fuera poco, voy a crear una nueva sección para dar a conocer a artistas noveles, porque si ellos se pueden aprovechar del blog para conseguir llegar a más gente, pues estupendo.

Os dejo con Ana y Luci, a ver que os cuentan...


    • Ana: A mi, en un principio, Vero me invitó a un supuesto concierto que iba a dar ella junto con una amiga.
    • Me lo dijo el viernes que quedé con ella y con Kamu y yo acepté encantada... y luego ¿te lo comente yo a ti? o ¿cómo fue?
    • ________
    • Lucia: Una semana antes del concierto, fuí a buscar a Ana a la Cervecería de La Vega, donde estaba con Kamu y Vero (a los que yo no conocía) y 5 minutos después de que yo entrara en la conversación, empezamos a hablar de música y guitarras, y Vero comentó que iba a tocar con una amiga suya alguna cancion en el concierto que iba a dar su amiga la semana siguiente en La Caja Negra. No nos hizo falta ni procesar el comentario, ya habíamos dicho que iríamos.
    • ________
    • Yo: No, no, yo me enteré el sábado. En la quedada express esa que hice para vernos todas antes de Nochevieja. Fue en algún momento de la noche cuando me comentaste lo del concierto que, por cierto,  aquella semana teníamos tres conciertos en días consecutivos. Al final,dos de ellos se aplazaron... que pena. Pero bueno, ese valió por los tres juntos.
    • ________
    • Yo: Por cierto, todo lo que digáis se va derecho al blog. Que lo sepáis.
    • Ana: copiado textual? lo que te dije antes? jajajaja
    • Yo: Si.
    • Ana: No, mujer. No me escribas eso, que está en lenguaje hablado. Habrá que elaborarlo un poco más, digo yo. Ya sé, dame un tiempo y te escribo chachi la historia de cómo nos enteramos.
    • [...]
    • Ana: Toma esto: No me enteré por otra razón que no fuera la extraordinaria, deliciosa, incomparable y tremebunda, pero con mucho encanto, labia de la maravillosa, inteligente, admirable, seductora, venerable y querida casi-amiga Verónica. La mujer tuvo la vasta amabilidad de complacerme con el formidable honor de ser una gran afortunada testigo del que iba a ser todo un orgásmico acontecimiento musical; claro que, por aquel entonces, yo aún lo ignoraba.
    • Yo: ESTÁS FLIPADA.
    • Lucía: Jaja ualaa... vale, al lado de eso mi descripción es un "fail".
    • Yo: No seas boba, la verdad es que hacía tiempo que no leía algo tan... esperpéntico.
    • ________
    • Lucía: Pasamos ya al día del concierto, no?
    • Yo: Buena idea. A ver, nosotras llegamos a La Caja Negra a eso de las diez menos cuarto, ¿no? y fuimos a ver a Vero y a Kamu... o ¿sólo a Vero? Si, sólo a Vero, que fue cuando nos presentaron: "Esta es la chica que te saluda por la Facultad". Que situación tan rara. 
    • Lucía: Sí, justo al entrar en La Caja Negra apareció un sinfín de gente conocida y hasta vi desfilar a alguien con un ukelele. Acto seguido empezamos a saludar a gente, me presentaron a Oscar, vimos a Vero casi en medio de un ataque de pánico. Luego su cara se oscureció cuando pensaba que no podía tocar y acto seguido se volvió a iluminar porque alguien había encontrado un cable para enchufar su guitarra.
    • Yo: Meca, yo de eso no me acuerdo. Sé que llegamos pronto, que pillamos un buen sitio y que luego vinieron Kamu y Óscar... Empezó el concierto y Nuria era una especie de duendecillo vestido de verde pululando por ahi.
    • Lucía: Cuando nos sentamos yo aún no sabía quien era la famosa Nuria, hasta que una chica morena y sonriente vestida de verde, con una corbata al cuello y guitarra en mano, con voz temblorosa se subió al escenario y empezó ese conciertazo...
    • Yo: Si, se subió al escenario para decir que la habían dejado plantada... con los textos!
    • Lucía: Sii!
    • Yo: Y entonces preguntó si alguien quería leer y una chica de la primera fila se ofreció voluntaria. No había visto nunca algo así, me gustó mucho.
    • Lucía: A mí me encantó. Y lo de que el final de cada texto fuera el título de la canción fue un puntazo.
    • Ana: Jajaja, si, si que estuvo bien. Muy buenas las introducciones a las canciones, y por supuesto las canciones mismas. Yo personalmente no me esperaba tanto, y, sin duda, ese concierto me sorprendió muy gratamente. No sólo gustaron las letras y las melodías que las acompañaban, sino la actuación en sí, que no le faltaron puntos cómicos.
    • Yo: "Este es un chiste de químicos, en química un metilo es un CH3: - ¿Qué hace un metilo en la Muralla China? +Metilo o no Metilo" Me quedé un tanto desconcertada, no lo voy a negar, no sabía si reírme o echarme a llorar... El del reno si que me hizo gracia: "¿Qué le pasa a Papá Noel cuando pierde un reno? Que sufre de insuficiencia renal".
    • Yo: Y cuando a Nuria se le iban las letras y se las preguntaba al público ... que adorable.
    • Lucía: Y el momento del sólo de Vero... su guitarra estaba muda.
    • Yo: Y desafinada jajaja 
    • Yo: Durante la actuación de Nuria hubo un momento muy chocante con Vero y es que le comenté que me estaba encantando y ella me entendió todo lo contrario y va y me dice: "pero si no os gusta os marcháis, no estéis aquí por compromiso".
    • Lucía: Ah! vale! es que yo escuché el comentario ese, pero no sabía a cuento de que venía...
    • Yo: Y yo, toda colorada... "que no Vero, que no, que me está gustando mucho, de hecho, si le parece bien, estaba pensando en subirla al blog".
    • Lucía: Yo solo me acuerdo de que estaba escuchando las canciones como si las conociera de toda la vida. Sin quitarle ojo ni oído, sobre todo la de "Pedro" y también "Bélgica".
    • Yo: A mi me gustó mucho la de "No bajaré la mirada" y con "Bajo arresto de la soledad" casi me emociono.
    • Ana: La última canción, "Piruleta", fue emocionante; y cuando digo emocionante me refiero precisamente a eso, porque consiguió emocionarme un poco. Y bueno, la del pollo, fue directamente tronchante.

  • Desde la admiración más profunda hacia Nuria, os voy a dejar los links de cuatro de esas cinco canciones que más nos gustaron con sus respectivos textos introductorios (no tiene "Bélgica" en el myspace aaaaaah!):

  • La soledad... esa palabra tan usada por todos. ¿Quién no se ha sentido sólo alguna vez? Y nos entristece, claro que nos entristece. A todos nos gusta sentirnos solos cuando lo deseamos, el problema viene cuando no lo deseamos. Hay demasiados tipos de soledad como para enumerarlos aquí, pero si alguna vez un sentimiento de soledad me llegó, definitivamente, a marcar, fue el de las personas de avanzada edad. El acto de hablar suele requerir que alguien escuche, y escuchar sigue siendo la mejor forma de volver a hacer sonreir a esas personas prácticamente invisibles, olvidadas, que se encuentran bajo arresto de la soledad.



    Después de 22 años sigo usando la palabra justicia sin saber, ni siquiera, lo que significa. Nunca tuve las cosas claras, ni creo que las llegue a tener, lo único que tengo claro es que me niego, no, no bajaré la mirada.



    Supongo que hay ciertas canciones que no necesitan ni siquiera una presentación. De todas formas, os presento a Pedro.



    Esta es la canción más dulce que vaya a tocar esta noche, es más, es probablemente la canción mas dulce que haya escrito en toda mi vida. Y es que las canciones deben representar a las personas y las relaciones que existen entre ellas. ¿Qué puedo decir? ¿Qué nunca pensé que podría encontrarte en ese lugar? ¿Que esperaría otros 20 años por ti si me lo pidieras? ¿Que el mundo es realmente injusto? ¿Que no nos merecíamos que nos hicieran tanto daño? Nunca me gustó quedarme con lo triste... Sólo puedo limitarme a darte las gracias por todo: gracias por devolverme la vida, por demostrarme que sé querer, por quererme, por hacerme libre... simplemente, gracias. Ojalá todo fuera tan sencillo como aquellas tardes en las que siempre llovía y nuestra única preocupación era escoger una palabra con la que despertar a los peces. Resultó que la vida no estaba hecha de piruleta.





    Mis más sinceras gracias a Nuria por el concierto y por dejarme hacerle un huequito en WdR; a Vero por conseguirme los textos y por tantas molestias que se tomó para que esta entrada cobrase forma; a Kamu y a Óscar por ser taaan agradables y porque no fueron cuarenta, pero sí veinticuatro; y por último a Ana y a Luci por echarme una mano hoy.

    También a todos vosotros que habéis hecho posible este año bloggero, tanto los que dejáis vuestra huella en forma de comentarios, como los que sé que nos seguís desde el anonimato: Mil gracias!
    Espero que la familia rocker siga creciendo así.
    Gracias a todos y... 

     ¡¡Feliz 2011!!



miércoles, 22 de diciembre de 2010

Los mejores DESCUBRIMIENTOS de 2010

Chavales, os voy a hacer una confesión: No me gusta la Navidad, tampoco desde hace mucho, no os creáis.
Mi enemistad con esta época del año empezó hace un par de años, cuando en vez de pasarme el día rascándome la barriga resultó que hubo que hincar los codos fuertemente, y eso no le gusta a nadie. Además, están los agobios de las compras, el frío... y los planes para Fin de Año... que si buscar sitio, que si modelito, que si patatín y patatán. Este año decidimos irnos de bares, y no pagamos entrada, que estamos pobres.
Y no se por qué, en Navidad, hay un halo de hipocresía que lo envuelve todo, todo el mundo se vuelve bueno de repente, y eso no está bien.
Pese a todo, hay cosas de la Navidad que sí que me gustan. Están los anuncios de perfumes, que son lo más, simplemente porque los publicistas se matan para que su anuncio sea el que más cale entre el populacho y se esfuerzan por hacerlo bonito, con imágenes bonitas y música bonita, y cuando, en un anuncio de esos, te topas con un temón, entonces ya es una especie de éxtasis, se me vienen a la cabeza el de Nina L' Elixir de Nina Ricci con el cover de Sunday Girl de Blondie, y el de Massimo Dutti con música de Antony and the Johnsons. No os miento si os digo que, los sábados por la tarde, lo único que me gusta ver en la tele son los anuncios de Antena 3, son todo anuncios de perfumes, uno detrás de otro. También está la sopa de almendras de mi abuela, que todos los años se empeña en enseñarme a hacerla y yo nunca me entero; y están los Christmas. Yo era de ese 10% de españoles que hace trabajar a los de Correos por estas fechas. Me gustan los Christmas, me parece algo bonito felicitar las navidades con una postal, suele hacer ilusión a quien la recibe.
Cada año escogía a cinco personas que serían las afortunadas de recibir mis postales, pero los dos últimos años me dediqué a disfrazar a los colegas con el Paint. Así todos nos echamos unas risas.
Otra cosa de la Navidad es que, todo el mundo y no sólo la Rolling Stone, se pone a hacer listas... que si "Los mejores discos de 2010", "Los mejores discos debut de 2010", "Los mejores discos internacionales de 2010", "Los mejores discos nacionales de 2010", "Los mejores singles de 2010", "Los mejores videoclips de 2010"...

AGGGGGGGGGGGGGGGGGG!!!!


Y abres el Twitter y encuentras a todos tus colegas bloggers anunciándote sus maravillosas (y curradísimas) actualizaciones con lo mejor del año y, sinceramente, no os podéis imaginar la presión que mete eso.
Así que llegué a la conclusión de que We dance Rock también va a tener su lista con "Los mejores DESCUBRIMIENTOS de 2010" y es que nosotros, sólo vamos a hacer una lista de lo que más dio que hablar por aquí este último año (y único año, por el momento), porque en este blog hay de todo, hay cosas que suenan ahora, y hay cosas que suenan ahora pero que también sonaban hace cincuenta años, así que vamos a hacer una recopilación con... los cinco mejores descubrimientos que hemos hecho en el blog en 2010.

Allá vamos:

Los 5 mejores descubrimientos de 2010.


5. Florence + The Machine


Para muchos, la gran voz del año, para otros tantos, la petarda del año. Cuestión de gustos.
Si bien es verdad que Lungs, su álbum debut, salió a la venta a mediados de 2009, creo que 2010 ha sido su año: A mediados de enero conseguía su primer nº1 en las listas británicas, un The Meteor a "la mejor banda internacional" y Lungs ha sido el ganador de los Brit Awards al mejor álbum inglés. También este año, con el video de Dogs days are over ganaron en la categoría de Mejor Dirección de Arte en los Video Music Awards. Este año, Florence vuelve a entrar en un estudio, esperemos que el resultado sea positivo, no es la primera que tras un primer álbum enorme cae estrepitosamente. Pelirroja! No nos falles!



4. Genesis




También fue este año cuando en We dance Rock descubrimos el rock progresivo de la mano del Selling England by the Pound de Génesis. El rock progresivo, música para músicos que decía un profesor mío, ese subgénero minoritario entre la minoría. En el que, con un poco de suerte, el próximo año nos toparemos con algún que otro grupo y profundizaremos más en él.



3. The Who


Uno de los clásicos, de esos que todo el mundo ha oído hablar pero que, por alguna incomprensible razón, no todo el mundo los ha escuchado (en serio), por pereza supongo. En 2010, saldamos nuestra cuenta pendiente con The Who y nos pusimos a escucharlos. Ahora, no sólo puedo decir que es un imprescindible en la colección de cualquiera de vosotros sino que se han convertido en uno de mis grupos favoritos, y eso que no me gusta nada dar esa categoría.





Ahora habrá quien esté flipando con mi decisión de poner a los catalanes en segundo puesto, que me conozco el percal, así que voy a justificarme: Sin lugar a dudas, el GRAN descubrimiento del año ha sido el panorama popero alternativo español, y como no puedo poner a todos los grandisimos artistas de "indie" con los que me topé este año, pues pongo a los que más me gustaron y más me gustan: Love of Lesbian, porque su disco 1999 es un álbum conceptual brillante. BRILLANTE. Pero este segundo puesto, también es de Russian Red, de Zahara, de Vetusta Morla, de Anni b. Sweet, de Pauline en la Playa y de otros muchos que (todavía) no están aquí... En realidad, deberían estar en el primer puesto.



Y por último... en primer lugar... un REdescubrimiento de última hora:

1. LED ZEPPELIN


Si bien empecé a escucharlos con catorce añitos, por aquel entonces no me gustaron mucho, hay que tener cierta madurez para cogerles estima y su música me resultaba en exceso compleja, pero me enamoraron con su Stairway to Heaven desde la primera escucha. Cinco años más tarde me atrevo a decir que es la banda más grande de la Historia del Rock. 
Como resumen de lo que el próximo año nos trae de la mano de los Zeppelin:



Espero que os haya gustado. 
El próximo miércoles, una actualización muy especial.
Para terminar, desearos FELIZ NAVIDAD!!!



miércoles, 15 de diciembre de 2010

Un día en el mundo

Tengo un amigo que cree en La Bruja Lola, y en los horóscopos, y en todas esas cosas. Cuando llega a clase siempre aparece con un 20 minutos bajo el brazo, se sienta encima de la mesa, abre el periódico y nos lee el horóscopo a cada uno de nosotros. A veces, se toma la molestia y también lo interpreta a su antojo. No deja de ser divertido, nos echamos unas risas y liberamos la tensión acumulada por no dormir, tener los exámenes ahí y tener que entregar mil trabajos.

Y, por coincidencias de la vida, esta semana estuve hablando de Vetusta Morla con una amiga, me preguntó cuándo los habíamos (o nos los habían) descubierto.
"A principios de verano, ¿no?"
"A principios de febrero".
"¿¡¿Qué dices?!?"
"Que si, que si, fue en aquel concierto al que fuimos que, mientras estábamos haciendo tiempo, Sampe y Arek se pusieron a cantar Copenhague".
"Meeeeeca, es verdad".

Y ayer, Mikel de El Sonido de lo Inevitable subió un adelanto del que será el próximo disco de los madrileños y yo, que pensaba traeros hoy la "Lista de los Mejores Descubrimientos de 2010", porque llevo tres semanas con ella en la cabeza y ya estoy aburrida, cambié el chip y me vinieron a la mente tres cosas:
- mi colega el del horóscopo que me diría algo así como que es cosa del destino y bla bla bla.
- que se está acabando el año.
- que un 2010 sin Vetusta Morla en el blog no tiene sentido ninguno, ya que con ellos y con Russian Red empezó toda mi parafernalia indie.

Así que ese es el motivo por el que subo hoy a Vetusta Morla.

Vetusta Morla, un grupo odiado por muchos y querido por otros tantos, un grupo que salió de Tres Cantos, en Madrid, y que llevaba en la escena unos diez años antes de sacar su primer (y único hasta la fecha) LP, que es el que os traigo hoy y que resume toda su carrera hasta el momento.

El disco es de 2008, ya puedo ponerme las pilas, que tanto rock clásico a veces no es bueno.

Se nota que llevan tiempo en la música, el álbum lo componen doce canciones, de las cuales ocho son totalmente redondas, son brillantes, perfectas.
Os tengo que confesar que ya el año pasado había oído hablar de ellos, vinieron a Oviedo y tocaron gratis, hicieron lleno absoluto en la Plaza de la Catedral, pero de esto me enteré por colegas que prestan más atención a lo que suena ahora y no a lo que sonaba hace cincuenta años. Al próximo concierto se va, está claro.

El disco lo abre Autocrítica. Percusión lenta, a la que, poco a poco, se le añade un bajo y, más adelante, la guitarra. Autocrítica es una canción que, con lentitud, va ganando intensidad hasta que por fin estalla. Abren todos los conciertos con ella.
La segunda canción del disco es Sálvese quien pueda. Un montón de razones a favor de uno mismo, de la individualidad, de hacer lo que le venga en gana, cómo y cuándo le venga en gana y de llegar a donde uno se lo proponga, sin tener en cuenta la opinión del resto.
Le sigue Un día en el Mundo. Canción que da nombre al álbum y primer single. Es una de las canciones que más me gustan del disco, es optimismo puro y duro. La voz de Pucho (se sobreentiende que es el cantante, ¿no?) es impresionante, nítida y potente, porque si algo me pasaba a mi al principio con estos grupos es que no me calaban demasiado sus voces, pero con Vetusta Morla no fue así, los escuché una vez y me enamoré de ellos.
Uy, le toca el turno a Copenhague.

Llueve en el canal la corriente
enseña el camino hacia el mar
Todos duermen ya...
Dejarse llevar suena demasiado bien
Jugar al azar
Nunca saber donde puedes terminar o empezar.

Es la perla del disco. La primera canción que escuché de ellos y la que consiguió que me obsesionase con el grupo. Probablemente sea una de las cinco canciones más bonitas que escuché este año sin haber oído hablar antes del grupo.
Le sigue Valiente. Todavía sonó el sábado en La Radio, qué bar más pro, a ver si os lo subimos algún día. Valiente es una canción que tiene más ritmo que las anteriores, más batería. Pucho se luce, se luce en todas. Y como alguien dijo una vez que "en la variedad está el gusto", pues a la rápida le sigue la tranquilona.
La Marea es una canción de ritmo lento, con una letra preciosa y en la que Pucho se mueve dentro de su tesitura como le da la gana, qué voz más bonita tiene ese hombre y que dominio tiene.
Pequeño desastre animal. Otra de mis favoritas. 
La cuadratura del círculo. Es la canción mas intensa del álbum, menuda energía descargan estos chavales. La verdad es que al principio no me daba más, no le presté demasiada atención, pero este año ha sido el año de no prestarle atención a nada y luego darse cuenta del montón de errores musicales cometidos, más vale tarde que nunca, dicen. Guitarras que cortan y menuda batería, chavales.
Año Nuevo. Lo dicho, en la variedad está el gusto, y después de la más potente está la más tranquilona. Piano, voz y una letra magnífica. Hacia el final del tema se le suman el resto de instrumentos, que no son pocos (el grupo está formado por seis individuos).
Y es el turno de Rey Sol, que sinceramente, me flojea un poco, pero sólo un poco.
En Sharabbey Road nos toparemos con la canción más animada y divertida del disco. Por lo que pude cotillear en setlist.fm es con esta canción con la que dan fin a sus conciertos. Un buen final, sin duda.
Un día en el Mundo llega a su fin de la mano de Al Respirar. Otra de mis grandes errores musicales, en su día también pasó desapercibida y ahora emociona. 

Vetusta Morla es un grupo que está en un punto medio, demasiado mainstream para los puristas del género, demasiado gafapasta para los mainstream.
Ya me contareis que tal, os dejo con un video y el enlace a nuestro querido Spotify.



Había que terminar bien el año.

Gracias a Pau por pasarme la entrevista que les hicieron en Radio 3. 
Cómo lo parte Radio 3.




miércoles, 8 de diciembre de 2010

Imagine

Hola chavales!
¿Qué tal el puente?
Espero que muy bien y sin incidencias.

Yo acabo de llegar a casa; un viaje deprimente al pueblo y un regreso lluvioso con (en palabras de Siniestro Total) "un frío de cojones", es decir, un regreso más deprimente aún. Cinco días en los que, prácticamente, no salí de mi habitación y me dediqué a dormir, estudiar y escuchar discos que, si bien conocía, no les había prestado mucha atención.
Curiosamente, Imagine fue uno de esos discos con los que me puse estos días en serio.
Hoy voy a hablaros de John Lennon, y ya sabéis por qué, ya os han dado la lata suficientemente en las noticias y eso.
Así que, allá vamos!

John Lennon, todo el mundo conoce a John Lennon y a Paul McCartney, de George Harrison no se acuerda tanta gente, y de Ringo Starr sólo Marge Simpson.

John Lennon fue uno de los fundadores de The Beatles. Nacido en Liverpool durante la Segunda Guerra Mundial, su padre era marino mercante y estaba fuera de casa por largos periodos de tiempo, lo que ocasionó que tuviese una infancia problemática: su madre se quedó embarazada de otro hombre y a la vuelta, tras una acalorada discusión, su padre le hizo elegir entre ambos padres.
Cuando se nos convirtió en todo un teenager y bajo tutela de sus tíos, empezó a tocar la armónica, el banjo y a escuchar a Elvis.

There's only one person in the United States we ever wanted to meet ... not that he wanted us. And we met him last night. We can't tell you how we felt. We just idolised him so much. ... You can't imagine what a thrill that was last night. Nothing really affected me until I heard Elvis. If there hadn't been an Elvis, there wouldn't have been the Beatles.

Y claro, la guitarra no tardaría en llegar. 
Sería en 1957 cuando a escondidas de su hermana, que se mantenía bastante escéptica en cuanto al futuro musical de John, se las arreglaría para hacerse con la seis cuerdas.
Y, por fín, a los dieciseis formaría su primera banda, en la que estarían ya todos los integrantes de la futura The Beatles.
No me voy a meter en Territorio Beatles, porque eso es tema de muchas futuras entradas. Así que vamos a hablar del fin de una de las bandas más grandes de todos los tiempos y de cómo le fue en su carrera en solitario:

El desmadre total de los fans en los conciertos, que con los gritos se hacía imposible escuchar al grupo, un aumento de peso, el consumo de LSD y declaraciones no muy bien tomadas por el público... 

Christianity will go.. It will vanish and shrink. I needn't argue with that; I'm right and I will be proved right. We're more popular than Jesus now; I don't know which will go first — rock and roll or Christianity. Jesus was all right, but his disciples were thick and ordinary. It's them twisting it that ruins it for me.

...  además de la muerte repentina del que era su mánager, Brian Epstein, consiguieron que Lennon quisiese abandonar el grupo.
Ya sin Epstein y en su afán por conseguir libertad artística, The Beatles crean Apple Corps...


... y sin el consentimiento de McCartney nombran a Allen Klein nuevo mánager de la banda.
Más adelante, el 20 de marzo de 1969 John y Yoko se casarían...

Ya sabemos que Yoko no fue muy bien recibida por parte de algunos fans, que la consideraron culpable de la separación del grupo.
... y tras tres álbumes experimentales en los que trabajaron juntos, a finales del '69, Lennon dice adiós a The Beatles para iniciar su carrera en solitario, que tomaría forma con la salida de su catártico álbum John Lennon/Plastic Ono Band, en el cual nos toparíamos con algunas confesiones existenciales. John Lennon/Plastic Ono Band fue un disco que obtuvo muy buenas críticas y que dio paso al himno de la paz mundial: Imagine.



Lennon siempre fue un gran admirador de Phil Spector, conocidísimo productor musical que ya habría trabajado con él en su anterior trabajo, e Imagine no iba a ser menos, los arreglos orquestales lo demuestran. El álbum fue producido en el estudio que John había mandado construir en su mansión de Inglaterra y nos puso en bandeja la canción por la cual todos le recordamos, un himno a la esperanza.
Además de Imagine, en el disco nos toparemos con Crippled Inside o Jealous Guy, esta última pensada para el álbum blanco de The Beatles y que junto con Oh My Love es una de las canciones de amor más bonitas que se han compuesto. En It's so Hard, en el alegato político Gimme Some Truth y en la hipnótica I don't want to be a soldier encontraremos las rockeras del disco. Ya sabéis que Lennon y McCartney por aquel entonces no se llevaban muy bien, así que Paul es satirizado en How do you sleep? En How? nos toparemos con otra canción inspirada en las sesiones terapéuticas a las que fueron John y Yoko. Unas sesiones que estaban diseñadas para liberar el dolor emocional de la niñez temprana.
El álbum llega a su fin con Oh Yoko! una canción preciosa en la que una vez más John rinde homenaje a su mujer.

Hace hoy treinta años, a eso de las once menos diez de la noche, en el Edificio Dakota de Nueva York, John Lennon era disparado poco después de haberle firmado un autógrafo a su asesino, cuyo nombre no merece aparecer aquí y que sería condenado a veinte años de prisión. Aún hoy sigue en la cárcel después de negársele una y otra vez la libertad condicional.








Nota: A todos aquellos que me habéis preguntado que ha sido de las actualizaciones de Sampe, creo que la única solución es que se lo preguntéis a él.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Kurt smells like Teen Spirit

Hola chavales!

En primer lugar tengo que avisar que, pese a las "amenazas" recibidas por parte de mis fieles seguidores, voy a seguir con la actualización que tenía pensada para hoy, porque ya sé que Nirvana no es santo de nuestra devoción, pero ya tocaba. Así que, si queréis comentar pues comentáis y si no, pues nada, qué le vamos a hacer.

El domingo me acordé de una conversación que tuve hace tiempo con un conocido. Estábamos de cervezas y me preguntó si por algún casual asociaba un tipo de música a mis exparejas.

En ese momento, un montón de imágenes de Cobain se me vinieron a la cabeza: Kurt de enano, Kurt en acústico, Kurt con la eléctrica dando saltos de aquí para allá, Kurt con el pelo rosa, Kurt con gafas de sol, Kurt con los ojos pintados, Kurt con una camisa a cuadros, y también Kurt con el jersey a rayas rojas y negras, Kurt en silla de ruedas, Kurt con Courtney, y con Frances Bean. Kurt.

Yo, supongo, me llevaría la cerveza a los labios, tomaría un trago, la posaría de nuevo encima de la mesa y sonreiría para después decir un "no sé" o un "no se me había ocurrido" o algo similar con el fin de salir del paso lo más rápido posible y poner "la antena" a la retahíla de canciones y sus correspondientes momentos del susodicho conocido.

Nirvana nunca me cayeron del todo simpáticos, yo siempre fui fan de la laca y las mallas, las lentejuelas y las hombreras...


... y los movimientos pélvicos de Coverdale...

... pero eso no quita de que no los escuchase, los iba alternando con los Guns, Mötley Crue o Whitesnake, sobre todo cuando estaba de malas, que aquí una siempre tuvo bastante mala leche y los berridos desgarrados de Cobain venían muy bien para descargar. Que chunga es la adolescencia.
Vamos allá:


Nirvana, un grupete que salió de Aberdeen o de Seattle, a cada cual más lluviosa y deprimente, siendo lo más alternativo de lo alternativo para llegar a ser otro grupo de masas (ay la MTV!) y que, por si fuera poco, consiguió lavarle la cara (nunca mejor dicho) al rock.
Pero no se puede hablar de Nirvana sin hablar antes de Kurt.
Kurt Cobain, el último de los clásicos, de esos que hay que escuchar si o si porque por una o por otra razón han grabado su nombre en las páginas de la Historia de la Música y eso no lo hace todo el mundo.
Kurt Cobain nació en Washington a finales de los '60 y no tuvo una infancia lo que se dice apacible; sus padres se divorciaron y ello afectó a su carácter, convirtiéndolo en un chico algo problemático que se ganó cierta reputación en su ciudad por escribir en los camiones God is Gay.
Con catorce años nuestro gamberrete se hace con su primera guitarra, regalo de su tía, y es en ese momento cuando se pone a versionar a AC/DC y Led Zeppelin con el fin de fundar una banda.
A principios de los '80, Kurt conoce a Krist Novoselic, un chaval de padres croatas y con una gran afición al punk. Juntos empezarían a tocar y hacer colaboraciones con los Melvins y Mudhoney. Nirvana empieza a ver la luz. Más tarde se les uniría Chad Channing a las baquetas, con el que grabarían Bleach, un álbum que de primeras tuvo bastante éxito pero nada comparado con lo que se avecinaba.
Como el estilo de Chad no terminaba de calar, lo sustituyeron por Dave Grohl y con él todo "quedó en su sitio".

Nirvana cambia de discográfica, se pasan de la independiente Sub-pop a Geffen Records, se gastan el poco dinero que les quedaba de las ventas de Bleach en irse hasta Los Angeles en coche para grabar y lanzan una bomba que cambió la Historia:

La canción que abre el álbum, Smells like Teen Spirit, debe su nombre a una marca de desodorante. Cobain tomó el nombre a partir de una pintada que le hizo una amiga en su muro (Kurt smells like Teen Spirit) cachondeándose de que Kurt olía como el desodorante que usaba su, por aquel entonces, novia, si bien esto Kurt no lo sabía y después, cuando se enteró, se cabreó por ir haciendo publicidades. Toda una declaración de principios, llegó a ser himno de la Generación X. Fue radiada en todo tipo de emisoras cuando, en un principio, se iba a ser carne de las emisoras alternativas, dejando Come as you are para las mainstream.
Le sigue In Bloom, cuyo videoclip es una parodia super épica de grupos sesenteros de beat rock (rollo Beatles). La verdad es que el productor lo chantajeaba como quería sólo con mencionar a The Beatles. ¿Que no quería doblarse la voz en Come as you are?... "John Lennon lo hacía"... hale, a callar y que así sea.
Después viene la ya mencionada Come as you are, que tiene su miga en la letra, ya sabemos que a la gente le mola el morbo y que se empeñan a ver cosas donde no las hay... que si escuchas al revés Stairway to Heaven se escuchan mensajes satánicos... que si Elvis sigue vivo... Cobain no iba a ser menos: "And I swear that I don't have a gun". Me encanta la intro de guitarra de esta canción.
Llega el turno de Breed y de Lithium. Ésta última me gusta un montón, probablemente esté entre las cinco canciones de Nirvana que más me gustan. En cuanto al significado de la letra hay un debate abierto, unos dicen que habla de un transtorno bipolar, ya que el litio se utiliza en estabilizadores del ánimo, y otros dicen que habla de como algunas personas depresivas ven una salida en la religión. Nosotros vamos a pasar de meternos en estas cosas, porque Kurt terminaba las letras minutos antes de ponerse a grabar ("lo importante es la música") y sus letras por lo general son bastante abstractas, así que cada uno que lo interprete como le venga en gana.
Polly. Polly habla de una violación, de una violación desde el punto de vista de un violador. Parece ser que está basada en una historia verídica y que lo único que Cobain añadió a la historia fue el final: la chica logra escapar. La canción es bastante polémica ya de por sí, pero por si fuera poco, años más tarde dos tipos violaron a otra chica mientras cantaba la canción. Kurt se enteró y...

Last year, a girl was raped by two wastes of sperm and eggs while they sang the lyrics to our song "Polly".  I have a hard time carrying on knowing there are plankton like that in our audience.  Sorry to be so anally P.C. but that's the way I feel.

Con Territorial Pissings me pregunto cómo es posible que no se quedase afónico, pero bueno, a lo que vamos, en ella se critica el machismo: "Never met a wise man, if so it's a woman". Conocidisima la actuación de 1991 en la que justo antes de terminar la canción tiraron amplis y guitarras por el escenario, mucho menos espectacular que la que hicieron The Who en su día, las cosas como son.
En Drain You nos topamos con una visión del amor muy particular. Cobain consideraba esta canción tan buena o incluso más que Smells like Teen Spirit, además, era una de las canciones con las que más disfrutaba tocando en directo.
Lounge Act"La canción habla sobre tener una visión que es destruida por una relación, y sobre no ser capaz de terminar lo que haces artísticamente porque la otra persona se mete en tu camino" Pues eso. No voy a ser yo quien diga otra cosa.
De Stay Away y de On a Plain vamos a pasar que si habeis llegado hasta aquí ya me doy por contenta.
Something in the Way: Muchos dicen que Cobain la escribió cuando su madre le echó de casa y tenía que  dormir debajo de un puente que ahora está lleno de pintadas pro grunge. Otros dicen que esto fue imposible porque si hubiese dormido ahi se lo habría llevado la marea y que en realidad dormía en casa de sus colegas o en la peluquería de la madre de Krist.

Las primeras 20000 copias del álbum no incluyen Endless, Nameless, una pista oculta que comienza a sonar pasados diez mintos del final de Something in the way.

Nevermind.
Un disco que desbancó al Dangerous de Michael Jackson del nº1 de Billboard.
Un disco que hizo que las discográficas se matasen por conseguir grupos que aunque no sonasen igual llevasen las mismas pintas.
Poco les duró el rollo alternativo.

Nirvana – Nevermind




miércoles, 24 de noviembre de 2010

Rory Gallagher - Tattoo

Hola chavales!
Bienvenidos una vez más al Diario de una blogger con fiebre.
Por lo que parece me ha cogido cariño y ha decidido que quiere intimar conmigo.
La semana pasada, después de una intensa relación, decidimos darnos un tiempo, pero se ha puesto pesada y quiere volver. No sé como se lo tomará cuando le diga que no me termina de caer simpática. A ver que pasa. Prometo manteneros informados.

Como ya sabéis, el gran descubrimiento de este año ha sido la música gafapasta, y bueno, si no lo sabéis seguro que os hacíais una idea. Yo antes no escuchaba esas cosas, es que ni se me pasaba por la cabeza. El caso es que, pensándolo en frío, todavía me asusto, o me sorprendo de ello, no lo sé muy bien.
Yo, fan número uno de una eléctrica en condiciones, escuchando canciones ñoñas que no vienen firmadas por Klaus Meine y Rudolf Schenker, donde vamos a parar.
El cuerpo me pide sentimentalismos y cursiladas gafapasta cuando hasta ahora los únicos sentimentalismos y cursiladas que era capaz de soportar eran los de las películas y los de las powerballads moja bragas.

Ayer, cuando empecé a escribir "una" entrada (digo "una" porque en un momento de lucidez me dio por borrarlo todo) me quedé sin palabras, no me salía nada, la ilusión que venía trayendo con el blog se esfumó de repente y zas!
Pánico.
Entré en una especie de crisis musical, de esas que me gasto yo de vez en cuando:
Marina, que demonios estás haciendo.
Fue entonces cuando me dio por borrar la entrada e irme a dormir con la idea de no actualizar esta semana y tomarme unas vacaciones bloggeriles, pero bueno, tenemos ahí las Navidades, que me las pasaré en un centro de estudios con el Lehninger a fuego y el ipod cargado de música que no escuché nunca.
Se estudia muy guay en un centro de estudios, deberíais probarlo, se amortiza muy bien el tiempo, no hay ruidos, no hay hermanos tocapelotas... merece la pena.

Esta mañana me levanté con unas ganas enormes de ponerme (otra vez, llevo toda la semana igual) a escuchar Love of Lesbian (qué fastidiosamente buenos son Love of Lesbian) y doy gracias porque la batería del ipod se me acabase ayer en algún momento que no recuerdo, me lo dejaría encendido, porque si no, ya me veía hoy en las mismas, pero no, encendí el ordenador y me puse con Rory Gallagher.
Qué bueno era, que... enorme, y encima humilde, siempre quiso mantenerse al margen, y si no que se lo pregunten a Mick Jagger, pero eso os lo cuento más adelante, vayamos por partes.

Es probable que la mayoría de los que nos leéis, no hayáis oído hablar del irlandés, lo dicho, le gustaba poco meterse en fregaos, pero vais a salir de aquí encantados. Os voy a descubrir a uno de los mas grandes guitarristas que se han visto.


Rory Gallagher fue un guitarrista de blues y rock nacido en Irlanda a finales de los '40. Su padre (que tocaba el acordeón) y su madre (que era cantante) le compraron su primera guitarra a los ocho años. A los doce ganó su primer concurso de talentos y con el premio se compró una acústica y una eléctrica. Tres años más tarde se haría con una Fender Stratocaster de aspecto bastante cochambroso, que sería para él lo que la Gibson Les Paul para Slash: todo un signo de identidad.
Encontró en los grandes de los '50 todas las influencias que quiso y más y, allá por los '60, formó su propia banda: The Taste (más adelante Taste a secas), con la que grabaría un par de discos y giraría junto a Cream y Blind Faith. En 1970 la banda se disuelve y comienza su brillante carrera en solitario.
El resto de bandas se pegaban por él, ya le había echado el ojo Mick Jagger para sustituir a Taylor, pero ese puesto era de Woods claramente. Alegrémonos de que este hombre mandara a paseo a los Stones, no era su lugar. Tampoco Deep Purple. Se mantuvo con los pies en el suelo e hizo bien.
En 1973 sale el disco que os traigo hoy, pero antes se lo había montado mejor que bien, en 1971 ya había sido nombrado por Melody Maker como el músico del año y para noviembre sorprendería con Deuce, pero, como ya decía, es en 1973 cuando nos toparemos con la joya de la corona:


Tattoo'd Lady abre el disco, y si digo que es una de las mejores canciones que se han escrito no me quedo corta, qué técnica tenía este hombre, qué técnica. Desprende filin por cada poro.
Le sigue Cradle Rock, con el sonido áspero e incendiario de la guitarra y los teclados de Lou Martin haciendo de colchón, y menudo solo, probablemente uno de los mejores, de esos que no están en "Los 100 mejores solos de la Historia según Rolling Stone" y que hacen que te preguntes quien demonios hace esas listas. Atención al slide o bottleneck o como demonios lo queráis llamar.
Con 20:20 Vision nos topamos con la primera y única acústica del disco. Está muy bien. No se que pasa con Rory que todo el mundo mira para la eléctrica (y oye, razón no les falta) pero no es excusa para que las acústicas pasen tan desapercibidas...
La cuarta es They don't make them like you anymore. Elegancia en estado puro.

Me estoy dando cuenta de que es la primera vez que subo una entrada al blog y miro todas las canciones antes en Youtube, menudos directazos, brutalisimos. Es un fiera.


Who's that coming y A million miles away tampoco las encontraremos en Spotify en versión de estudio, solo en directo, pero vamos, que estas son las pequeñas alegrías que te da Spotify... que pensando que te quita las grandes canciones te obliga a escuchar los directos.
En el directo de Who's that coming nos encontraremos con un pequeñito fragmento del American Patrol de Glenn Miller, qué graciosillo era. Y un solo de slide brutal, hiperépico.
En A million miles away nos toparemos con un tema indescriptible, es sencillamente precioso.

Os dejo con el disco y os sumo las canciones que faltan en directo (otro día hablaremos del directo).

Rory Gallagher – Tattoo

Rory Gallagher – Cradle Rock - Live
Rory Gallagher – Who's That Coming? - Live
Rory Gallagher – A Million Miles Away - Live

Rory Gallagher fue un músico al que todo el mundo le tuvo mucho cariño, del que todo el mundo siempre habló bien. Un tipo campechano que disfrutaba como nadie en los conciertos. Su afición por la cerveza, junto con las pastillas que le recetaron para superar su miedo a volar consiguieron acabar con su hígado, que hubo que transplantarlo, la operación salió bien pero falló el post-operatorio. Murió por una infección a los 47 años.


Una vez le preguntaron a Jimi Hendrix que cómo se sentía siendo el mejor guitarrista del mundo, a lo que el de Seattle contestó: "Pregúntaselo a Rory Gallagher".
Queda todo dicho.




Espero que lo disfruteis.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Deep Purple in Rock!

Hola chavales!
Hace siete meses que no subo a los de Gillan y Blackmore por aquí, y ya empezaba a parecer que iba siendo hora de traerlos de vuelta.
Esta entrada tuvo sus orígenes el martes pasado, a eso de las once de la mañana, cuando bajaba de la facultad con unos 38ºC de fiebre y los auriculares del i-pod medio rotos (porque no sé como me las apaño que no me aguantan más de un mes, mes y medio a lo sumo), ante la imposibilidad de soportar en semejante estado una clase de Botánica. El caso es que bajaba de la facultad camino Moria... digo... a casa cuando se me ocurrió cambiar a Florence por Deep Purple, y  no se muy bien si fue cosa de la fiebre, de la acústica de los auriculares o del teclado de Lord y la guitarra de Blackmore que me quedé en un estado pseudohipnótico que no se muy bien si recomendaros o no, pero que me llevó a que hoy os vaya a hablar un poquito de Deep Purple, que con Made in Japan tampoco nos centramos demasiado en contar su historia:


Deep Purple es un grupo que fue formado por John Lord (teclados), Ritchie Blackmore (guitarra), Nick Simper (bajo), Rod Evans (voz), e Ian Paice (bateria), en la Inglaterra de 1967. Al principio se hacían llamar Roundabout, pero Blackmore sugirió el cambio de nombre a Deep Purple, la canción favorita de su abuela. Con esta primera formación, que sería primera de muchas, telonearon a Cream y grabaron alguna que otra versión (Hush de Joe South) que caló más o menos entre el público pero sin cosechar grandes éxitos. En estas estaban cuando empezaron a venir problemas con las distribuidoras y se vieron sin un duro y, por si no fuera poco, Blackmore no estaba contento con el trabajo de Evans... así que, tras contactar con Mike Underwoood de Episode Six, éste le surgirió a Ian Gillan, cantante de su banda, y ahí no se queda la cosa, porque tras intentar convencerle para que dejara Episode Six, Gillan se empeña en que si su colega Glover no va con él, no hay trato: 2x1
Episode Six se quedó sin integrantes y Evans y Simper fueron reemplazados por Gillan y Glover, porque allí todo el mundo sabía, aunque no se quisiese decir muy alto, que ambos grupos por separado no iban a llegar muy lejos pero aunando fuerzas la cosa podía cambiar considerablemente.
Tengo entendido que una vez estaba la agrupación formada intentaron irse de vacaciones juntos para fomentar el ambiente de colegueo, digo intentaron porque al final no se fueron, lo que sí que hicieron fue montarse en un barco por el Támesis, una experiencia tranquila hasta que un rifle de aire comprimido cayó en manos de Blackmore y se dedicó a probar su puntería con ella, se metió en problemillas, si, pero nada que no se pudiese solucionar.
En junio de 1970, con esta segunda formación o Mark II (que pronto se convertiría en clásica), nos topamos con...


... un hito del hard rock, el disco con la portada del Monte Rushmore: In Rock.
Tenemos delante un álbum demoledor y frenético. En el cuarto de los Purple se amplifica y se distorsiona el sonido disparando los medidores al máximo, probablemente estemos delante del nacimiento de un nuevo género y si no nos atrevemos a tanto, nos quedamos en el primer álbum completo de hard rock, que no es poco.

El álbum comienza fuertemente con Speed King, la guitarra atronadora de Blackmore y el tranquilo, casi religioso, órgano de Lord nos introducen en este apabullante tributo a Little Richard que se convertirá en uno de los máximos de Deep Purple durante toda su carrera. Sólo por esta canción ya merece la pena escuchar el resto.
En "el resto" nos encontraremos con la HIPERÉPICA (me estoy dando cuenta de que utilizo demasiado esta expresión y va a acabar sin sentido alguno, así que reitero, porque este es un caso que necesita esta expresión: HIPERÉPICA) Child in Time.
Child in Time ("la historia de un perdedor"), un temón de diez minutazos, de esos largos que me gustan a mí, en los que la instrumentación es magnífica y la letra no se queda corta, pero por encima de ambas está la voz de Ian. Qué crescendos, qué gritos (sin alguna relación con la "alegría" que, parece ser, le dio una groupie en los pasillos antes de la grabación). Está considerada como el punto máximo al que puede llegar una voz de rock, de hecho en las últimos directos de Deep Purple, la que era una obligada se queda fuera del repertorio porque con el paso del tiempo la voz de Gillan se ha ido desgastando y su interpretación se hace más arriesgada aún.
Si se os hace larga, entonces no hablamos del directo de Made in Japan, que lo es más todavía.
A mi estas canciones largas me gustan en estudio, en directo... tanto virtuosismo y tanto solo interminable me da un poco la chapa, es una opinión personal.
También nos toparemos con Flight of the Rat que toma tintes progres e incluso funkys y en la cual, la batería de Ian Paice toma vital protagonismo. El contundente riff de In to the Fire nos trae reminiscencias de Hendrix, pero a lo bestia y con Living Wreck de Clapton.
El álbum llega a su fin con la desenfrenada Hard Lovin' Man.
Como single de salida, a pesar de que no aparece en el álbum original pero sí en la edición especial del 25 aniversario, sacaron Black Night, que se fue derecho al puesto número 2 de las listas británicas y con el paso del tiempo fue el single de Deep Purple que más arriba estuvo en las listas insulares.




Y así sin más, lo dejamos aquí por hoy.
Espero que os guste y hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...