domingo, 26 de septiembre de 2010

Lúpulo feroz

Todos deberíamos creer en algo. Yo creo que tomaré otra cerveza.

Hoy os voy a hablar del que, hoy por hoy, pueda ser el mejor local de Oviedo para cualquier aficionado a la buena música y mejor cerveza, el Lúpulo Feroz. Antes de nada, dejaros la página web de la cervecería en cuestión, y ahora contaros un poco:


Para que os vayáis metiendo en salsa

Mi primera excursión hasta el Lúpulo creo que fue bajo consejo de mi gran amigo Miguelón, que aunque no esté tan puesto en música, de cerveza sabe un rato. Y así aparecí yo allí. La primera impresión es la de un bar "cualquiera" un poco oscuro y con algo de gente por norma general, pero al aguzar el oído puede uno oír algunos acordes de Dust in the wind, Starway to heaven o The unforgiven, por ejemplo, que empiezan a convencer de que no es ése cualquier bareto de barrio. Nótese que digo de barrio y, en efecto, el Lúpulo no está en la zona de marcha sino pegadito a la facultad del Milán, algo que es muy de agradecer para quien, como yo, vive donde Cristo pegó las tres voces y quiere ir a tomar una buena cerveza sin tener que subir hasta el Deutschland o el Paco's. De hecho ayer mismo cayeron una Maredsous y una Gaulois con Andrea (ya sabéis, la de los 69 eyes que, por cierto, no ha pegado ni una escucha al grupo la muy desagradecida) muy de agradecer, porque cuando a uno le dan las once en casa un sábado y se pone a ver Águila Roja pensando que todo está perdido cualquier salida, aunque sea de un par de horitas, sienta fenomenal.

Pues bien, continúo con el retrato. A mano izquierda tenemos la barra con una nevera que guarda las cervezas más comunes de pedir y siete señores grifos con siempre alguna especialidad rotativa. Frente a la barra otras dos neveras hasta arriba y ante nuestros ojos, algo más lejos, una tercera nevera sólo para belgas de abadía. Multitud de pequeños cuadros, una caricatura de Sabina, pizarras con algunas de las cervezas... en total creo que se gastan unas 150 cervezas de botella distintas, igualmente con algunas especiales cada mes. Tras la nevera belga tenemos una diana y cerca de media docena de mesas vigiladas atentamente por la enorme colección de botellines vacíos que se apoya en los estantes de las paredes. Un par de televisiones con vídeos de música ochentera (atención al rockero culo inquieto de ayer, no llegué a leer el nombre pero me partí la caja) cierran el conjunto.

Como ya he dicho, tenéis música algo variada dentro de los clásicos. Por citar algunos ejemplos diré Danzig, Metallica, ACDC, Red Hot Chili Peppers, Kansas, Led Zeppelin, Deep Purple, Scorpions, Lynyrd Skynyrd, Dire Straits... la créme de la créme, vaya.

Ah, por cierto, un pequeño mapa con su situación:


Aunque no parece muy claro, decir que esas cosas amarillas de la derecha son la autopista y que, si os fijáis, veréis al lado de la guitarra la calle del General Elorza, conocida por todos.
Nada más queda que recomendaros que paséis por ahí y pidáis una sorpresa a los camareros, que saben de cerveza lo que no está escrito también, disfrutéis de la música y el buen ambiente y, si os gusta, echéis una partidilla a los dardos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo puedo decir una cosa: gracias, muchas gracias, me acaban de dar unas ganas terribles de beber cerveza y en la nevera solo hay comida jajajaja. A mi la cerveza me encanta y este sitio no lo conocía, y me lo pintaste muy bien como para no ir.Buena entrada.

Marina dijo...

Un local en el que ponen Stairway to Heaven no es un local cualquiera, eso está clarísimo (menudo subidón aquel día jajajaja).
Además me pusieron la Barbãr en su jarra, que yo eso no me lo esperaba, y que jarra más bonita.
Cómo lo parte la camarera (¿Tete?),que agradable es, estoy convencida de que esa mujer que en los ochenta tuvo que ser una diva jajajaja
Y saber quien demonios son los grupos que aparecen en la televisión (Stevie Nicks... yeaah!), mientras estás de tranquis, a tu aire, pasándolo bien, con buena música ya es lo más.

Así que solo puedo decir:
Larga vida al Lúpulo.

poetadebotella dijo...

mmm...creía que después de lo de ayer por la noche, hoy nada ni nadie podría hacer que tuviera ganas de beber cerveza...pero me equivocaba, pinta bien ese bar!:)
muá

Davicin dijo...

Pues no conocia yo este sitio, tendre que pasarme algun dia y ver que tal está, por lo que cuentas pinta muy bien. Una buena cerveza, buena musica y buena compañia, lo ideal para pasar una tarde de lujo :)

Fer dijo...

Interesante, es muy posible que me pase a ver que tal.

We dance dijo...

Ayer cayeron Cindy Lauper y The Cramberries. Menudo subidón =D

   • ℓa¢rιщáє • dijo...

Realmente chulo. Y no lo digo por la cerveza, que para sus amantes es lo mejor que te puedes encontrar, sino por la música, porque lo parten.
Después de llevar deambulando por Oviedo en busca de un sitio "tranquilo" en el que reposar un rato, a mi querida Marina se le ocurrió que, de no encontrar nada por la zona del casco antiguo (donde estábamos en un principio), podíamos ir hasta el Lúpulo, por mí conocido como el bar del que tiene una entrada en el blog.
Ella con unas katiuskas super monas a juego con la camisa (porque Marina tiene estilo) y unos pies calentitos, y yo con unos carapijos empapados, decidimos alejarnos del Oviedo mogollónico para acabar allí. Y qué buen lugar para concluir la salida nocturna. Sin duda alguna hay que repetir.
Muchas gracias por insistir en que saliera y muchas gracias por conseguirlo, jaja. :D

Anónimo dijo...

Mola mucho este bar. En un principio no tenía planes para salir, pero después me aviso mi amiga Ana, y junto con Marina, después de dar unas vueltas por Oviedo, acabamos en dicho lugar.
Es un lugar tranquilo, donde se puede disfrutar de una buena cerveza y mejor música. Lo recomiendo.

Hay que repetir jeje

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...