jueves, 16 de septiembre de 2010

Porque no muere jamás su rock and roll actitud


Y si no, que se lo digan a él.

Tremendo concierto de Loquillo ayer, miércoles 15, en la plaza de la catedral. Gratis, como todos los de San Mateo. La trayectoria de 30 años del artista catalán se hace notar sobre las tablas, puntual como un reloj apareció a las once y media con su escogido elenco de músicos internacionales, Igor Pascual y Jaime Stinus a las guitarras, Laura Gómez-Palma, de Buenos Aires, en el bajo, Mario Fueyo al teclado y Laurent Castagnet como batería.

Por degracia mi experiencia con Loquillo no es muy larga, apenas conocía Feo, fuerte y formal, Yo para ser feliz quiero un camión y poco más hasta antes de ayer, que estuve ensayando con vistas al concierto, en el que no faltó ninguno de los clásicos. Rock and roll star, Rock and roll actitud, Memoria de jóvenes airados, La mataré, Cuando fuimos los mejores y, por encima de todo, un espectacular Cadillac Solitario para cerrar el concierto.

Así para que vayáis ambientándoos mientras seguís leyendo:


Punto a tener en cuenta en el concierto fue el infame cielo asturiano que, tras unas cuantas gotas como aviso, acabó por descargar con toda su furia sobre el desprotegido público. ¿Y qué? Tanto mejor. Aunque no estuviera despejado el cielo sí se despejó la plaza, pues una parte de la masa decidió que no valía la pena aguantar el chaparrón para ver a Loquillo (entre ellos todos mis acompañantes, gracias que andaba Hidalgo por ahí) y fueron a atecharse a algún bar. Pero el hardcore del público aguantó. Sí señor, camisetas empapadas y pegadas a la piel, pelo chorreando, saltos bajo la lluvia... me atrevería a decir que incluso ganó el concierto gracias al pequeño diluvio. Imagináos qué tal fue que, aún con toda la lluvia y tras la desbandada popular, la gente que quedaba en la plaza era capaz de ahogar a Loquillo cantando. En Feo, fuerte y formal apenas pude llegar a oír su voz en algunas frases. "Uno tiene el público que se merece" dice el Loco.

Y joder si se lo merece. Duro, rockero, chulo, nostálgico... Como ya he dicho, son treinta años dando el callo. Colaboraciones con artistas de la talla de Andrés Calamaro, Fito, Jaime Urrutia y (ooooleeeeee) Bunbury, como en El hombre de negro, su versión del The man in black de Johnny Cash que, por supuesto, cantó anoche.
Empezó su carrera de manera más o menos humilde (dentro de lo que cabe aunque, ya sabéis, "Qué difícil es ser humilde cuando uno es tan grande") en un grupete llamado Teddy Loquillo y sus amigos, con el que luego fuera miembro fundador de Los Rebeldes, Carlos Segarra, aunque sin mucho éxito. Después otro pequeño grupo, Loquillo y los intocables, nada reconocido tampoco. No fue hasta 1983, vaya, a los tres años del primero, cuando se formó Loquillo y los trogloditas, banda con la que cosechó gran éxito hasta que, en 2007, se fue del grupo el que fuese el último troglodita que quedaba, Josep Simón, teniendo que presentarse a partir de entonces "sencillamente como" Loquillo.


Momento cúlmen del concierto, cuando suban el de San Mateo ya lo sustituiré.

Supongo que musicalmente no tengo nada que decir de él, todos lo conoceréis, rock and roll de la vieja escuela, rockabilly si queréis, mucho tupé, mucho estilo. Un rockero, ostias. La verdad es que me ha enamorado, como los Bones (que ya contaré algo de ellos por aquí), ha sido uno de estos artistas que capturan en su directo, te haya gustado o no lo que hayas oído antes o incluso aunque no hayas oído nada. Esa seguridad en el escenario transmite tanto como la música que hace. Que sea por muchos años más, que cuarenta y ocho no son nada. Enhorabuena por tu concierto, Loco.

Dejo aquí algunos discos suyos:

Feo, fuerte y formal


Nueve tragos

Cuero español


Con elegancia


3 comentarios:

Rapsodia dijo...

Te envidio. Mi madre llamó a las doce y media obligándonos a volver a casa. Nos quedamos a medias.
Pero vaya si mereció la pena lo visto: Menudas poses, menudo estilazo... ¡menudo hombre!
(Con Pégate a mi yo lo flipaba jajaja)
Conseguimos segunda fila y estuvimos de risas con una pareja cincuentona que le preguntó a mi hermano por dos canciones de los Ramones (porque era demasiado joven para llevar esa camiseta "con sentimiento") y mi hermano no les dijo dos... les dijo una veintena jajaja menuda cara le quedó al hombre, le cogió simpatía, y la señora me comentaba a mí que se había encontrado a Loquillo de copas una vez hace nosecuanto tiempo, muy agradables los dos.
Yo que solo quería ir por ver "La mataré" y me la perdí...
¿Tocó El Ritmo del Garaje?
¡Estuvo fantástico!... Rock n' Roll actitud... María... El hombre de negro...

A ver si encuentro el adaptador a la microtarjetaSD del móvil y puedo pasar las fotos al ordenador.

=)

En una hora Anni b Sweet =D

F3rnand3r dijo...

Grande, ENORME y con eso me quedo corto.
No se que decir de este hombre, que no se haya dicho ya..

También fui casi sin saber de su existencia, medio convencido por mi cuarentón tío y conociendo algunas de sus canciones míticas (rock and roll star, feo, fuerte y formal, cadillac solitario y poco más... por no decir nada).

Que porte, que estilo se gasta en el escenario, que espectáculo, que arrogancia, como los de la vieja escuela.
Una lástima lo de la lluvia. Aguanté un rato, hasta que me calé entero y el cabreo de mi hermano era ya insoportable.

Voy a aprovechar para publicitar mi blog, aunque no se si se merece ese calificativo.. pasaos si queréis reíros un rato:
www.culturabasura.wordpress.com

We dance rock, se nota que hay trabajo detrás del blog, y da muy buen resultado.
Seguir así.

Un saludo
Fer

Anónimo dijo...

un tipejo muy de mi estilo, su musica ya sabes que me puede resultar algo light pero es un tio de puta madre. como se suele decir, los viejos rockeros nunka mueren, y ahi está este hombre dándolo todo. yo no pude ir al concierto, pero mis felicitaciones para todos los que se kedaron a pie del cañón pese a q los angeles se pusieran a llorar (fijo q a los muy reguetoneros no les gusta lokillo). Muy wena entrada ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...